Belenus

¿Necesitas cotizar?

ingresa tus datos
y te llamaremos

Recomendaciones para iniciar tu tratamiento facial

Para antes y después de tu tratamiento facial, recuerda:

- No realizar ningún procedimiento adicional (ej.depilación láser, solarium) en el rostro y/o cuello al menos en las siguientes 48 hrs de realizado el tratamiento.

 - Para sacar el máximo provecho del tratamiento facial y cómo deja tu piel, aconsejamos evitar realizar actividad física, baños de vapor, así como la aplicación de maquillaje, lociones o agentes irritantes  en  las próximas 6 - 8 horas.


Porque nos preocupamos por ti, en Clinica Belenus te damos los 6 tips básicos para mantener tu rostro sano, terso y luminoso: 

Mantener hábitos saludables: El consumo excesivo de azúcares, el estrés, el tabaco,alcohol, beber poca agua, la falta de sueño son solo algunas de las causas para una piel prematuramente envejecida, con granos o manchas. Cambia ciertos hábitos y verás como tu piel mejora rápidamente.

Hidratarse ayudará siempre a mantener la piel de tu rostro en las mejores condiciones. Beber suficiente agua durante el dia nos permite eliminar toxinas y mantiene la piel tonificada.Procura consumir idealmente 8 vasos de agua al dia

Piensa en los faciales como una necesidad, no un lujo. Piel visiblemente revitalizada, mente relajada y una mejor apariencia del rostro son los beneficios que recibimos al consentirnos con un buen facial. Al hacérnoslo estamos proporcionándole a nuestro cutis nutrientes que dan como resultado un look radiante.

 El sol puede ser causa de manchas en la piel, granos, alergias, envejecimiento prematuro e inclusive cáncer.Aplica diariamente protector solar, y reaplicar  cada 2-3 horas en meses más calurosos.

Dormir bien y suficiente, es la mejor manera de revertir los daños causados por los radicales libres. Además de recargar energía mientras dormimos se reparan y crean nuevos tejidos y células.

Limpiar e hidratar diariamente, idealmente mañana y noche. Debemos tener un hábito de limpieza facial diario, para así liberar a nuestros poros de cualquier tipo de contaminación e impurezas a la que hayamos sido expuestos. Una vez limpia nuestra piel, es importante darle la humectación o cuidado que necesite con productos acordes a nuestro tipo de piel.